Cómo hacer un destete nocturno

20febrero, 2019
by Maca Ruiz

En general, el destete comienza reduciendo tomas por el día para finalizar con las nocturnas. Ya hablamos hace unos días en el blog sobre cómo llevar a cabo un destete respetuoso, (que te recomiendo que leas antes o después de leer este post, pues puedes incorporar algunos recursos) y en esta ocasión nos vamos a centrar en el destete nocturno.

La razón principal por la que se plantea el destete nocturno es para descansar. La demanda de los bebés durante el día llega a ser agotadora, pero el no dormir es muy frustrante y la madre, aunque no quiere dejar la lactancia por completo, decide destetar solo por las noches.

La mala noticia es que destetar por la noche no nos asegura que el niño/a se vaya a despertar menos. El sueño es un proceso evolutivo, y los despertares nocturnos son normales y no solo se producen por hambre. Pero sí es cierto que el destete nocturno, aunque no haga que duerma del tirón, sí nos va a permitir que otra persona nos releve y pueda encargarse del cuidado para que la madre descanse más.

¿Cuándo se puede realizar el destete nocturno?

Lo más habitual es que los despertares nocturnos duren más allá de los dos años. Hay bebés que duermen varias horas del tirón y no necesitan hacer tomas (de pecho o de biberón), pero la mayoría tiene pequeños despertares para engancharse a la teta.

No es recomendable hacer un destete nocturno antes de los 18 meses, pues las tomas por la noche siguen siendo importantes y tienen que seguir siendo a demanda.

En cuanto al momento en el que se realice, debemos tener en cuenta que no sea un momento de cambio para el pequeño: Empezar en la escuela infantil, una mudanza, la llegada de un hermano, una separación etc. Lo más aconsejable es llevarlo a cabo en un período de vacaciones o días libres, porque tanto el niño como la madre y la familia van a pasar noches duras.

Al igual que si de un destete diurno se tratara, hay que ser conscientes de que no es una situación fácil para nuestro hijo o hija, que va a estar más movido/a e irascible y que necesita ración triple de atención, abrazos, juegos y cariño.

El niño va a pasar momentos de frustración y rabietas bastantes fuertes, así que como adultos debemos mantener la calma y sobretodo empatizar con los pequeños/as.

Los métodos para llevar a cabo un destete nocturno respetuoso

  • El método pareja: La pareja de la madre será la encargada de dormir al pequeño/a. A veces, la demanda nocturna se reduce solo con que el niño empiece a dormir al lado de la pareja en vez de la madre, porque el solo contacto y olor de la madre les activan. Para realizar este método, la pareja tiene que estar concienciada y ser capaz de controlar la situación y que no le sobrepase, para evitar que el niño se ponga nervioso. Tendrá que echar mano de la distracción: Ofrecer agua o comida cuando se despierte, cantar, leer un cuento, jugar…
  • Explicar a nuestro hijo/a que estamos cansadas: Si ya tiene una capacidad para poder hablar con el y que entienda que mamá tiene que descansar y que vamos a centrar la lactancia solo por el día. Un recurso muy recomendable para esto es acompañar la conversación con cuentos, como Tetita o La Teta Cansada.
  • Pactar con el niño/a: Como en la política, podemos pactar con nuestro hijo/a, si ya tiene una edad en la que pueda comprenderlo, que cuando es de noche, o cuando salga la luna, no se toma teta.
  • Descolechar: En algunas ocasiones, la ilusión por dormir con los hermanos, o incluso con abuelos u otros familiares, hace que el niño o niña lleve bien la separación de mamá y por tanto de la teta. Pero solo en caso de que al peque le guste la idea, porque según el caso, forzar una «mudanza» a otra habitación puede empeorar la situación y que sufra más.
  • Pasarlo a su habitación: Al igual que el punto anterior, solo en caso de que le haga ilusión por hacerse mayor, por tener su habitación para el solo con nuevos juguetes o una nueva cama.

Hay que tener en cuenta que no va a salir a la primera, así que es normal dar paso hacia atrás, darle pecho cuando no consigue dormirse o llora mucho… No pasa nada, no hay que olvidar que es un proceso largo, no sucede de la noche a la mañana.

Si tienes dificultades para gestionar el destete, te recomiendo que acudas a un grupo de apoyo o una asesora de lactancia.

FORMACIÓN LACTANCIA MATERNA

Abiertas inscripciones para la IX edición del curso online de asesoría en lactancia materna. 31 de mayo de 2019.
INFORMACIÓN
Lactancia materna

Por favor acceder para comentar.