Situaciones divertidas que te pasan cuando das el pecho

2febrero, 2017
by Maca

Situaciones divertidas que te pasan cuando das el pecho

Dar el pecho tiene infinidad de ventajas, tanto para la madre como para el bebé. Es el mejor alimento que puedes ofrecer, además de la protección inmunológica que supone. Pero cuando das el pecho también tienes tus momentos cómicos. Hoy vamos a repasar algunas de las situaciones más divertidas que les han ocurrido a madres lactantes.

1. El mensajero

Esta escena es un clásico en toda maternidad que incluye la lactancia materna. La situación es la siguiente: Estás en casa dando el pecho (o lo has dado hace un rato) y llaman a la puerta, es el mensajero. Así que te acercas a la puerta retirando dos juguetes de tu hijo mayor que hay en el suelo e intentando domar un poco tu cabello y finalmente abres. Al mensajero se le dibuja una sonrisa picarona en la cara y sus mejillas empiezan a ponerse como dos tomates.

Cierras la puerta y de repente, ves tu reflejo en el espejo del recibidor. Llevas una teta fuera.

via GIPHY

2. La fontana di latte

Esta tiene varias versiones, a cual más cómica y embarazosa. A veces se da la situación de que estás en medio de una conversación y tienes que sacar el pecho para que tu bebé mame. Hasta aquí todo bien. Pero se produce el momento en el que el pequeño gira la cabeza porque o bien ha terminado, o bien ha oído/visto algo que le ha llamado la atención. “El grifo” se queda abierto y un buen chorro de leche va directo a la cara de tu acompañante. Ouch!

via GIPHY

3. El bebé cocodrilo

Vas tranquilamente paseando por la calle o el centro comercial con tu bebé en la mochila portabebés. Empieza a tener hambre así que te sacas la teta y le dejas que mame mientras sigues andando. Notas un dolor terrible, ¡Te ha mordido! De manera refleja pegas un grito que se oye en 3 kilómetros a la redonda. La gente comienza a mirarte y tú intentas esconder la cara entre la mochila y la cabeza de tu pequeño, que encima está mirando la escena a golpe de carcajadas.

via GIPHY

4. La espontánea

Estáis en una cena con amigos. Les estás enseñando fotos de hace unos meses, es increíble lo rápido que crecen los bebés. De repente ves que en una de las fotos tu teta parece una más del selfie, ¡y tú sin darte cuenta! Pero la cosa no queda ahí, miras para abajo y…¡oh, no! Tu hijo acaba de hacer uso del autoservicio y has vuelto a enseñar un pecho.

Esto de tener el pecho fuera se repite en muchas ocasiones, ya sea en una charla con amigas o incluso en el propio bautizo de tu hijo, como alguna mamá ha contado.

via GIPHY

5. Lactante a la fuerza

Cuando una amiga me contó esta escena no pude parar de reír. Resulta que dejó a su peque con la abuela y llegó un momento crítico en el que nada le calmaba, así que la súper abuela, ni corta ni perezosa, se sacó su pecho y se lo puso al bebé en la boca. ¡El chupete más tierno del mundo!

via GIPHY

 

Lactancia materna ,

Por favor acceder para comentar.